Después de nueve meses tu bebé ya está en casa, pero el ambiente con tu pareja está enrarecido. Si tienes dudas sobre cómo organizar este nuevo sistema de tres o crees que puedes necesitar terapia de parejas en Tres Cantos no dudes en llamarnos.

En De la A a la Z sabemos que el nacimiento del primer hijo es de los cambios más grandes que sufre una pareja. Algunas lo asimilan y se hacen a la nueva realidad rápidamente y otras necesitan un periodo de adaptación más largo. Es un momento en el que se reaviva la lucha por el poder en la pareja.

Al principio cuando eran dos y se formó la pareja se estableció una lucha sobre quién decidía sobre la economía, quién bajaba la bolsa de la basura, etc. Durante la convivencia se resuelve llegando a acuerdos pero cuando llega el bebé, la lucha se encarniza de nuevo y hay que tomar nuevas decisiones: si le llevamos a la guardería o no, a qué colegio irá, etc. Es decir, retornan los "tira y afloja" hasta que se llega a un equilibrio.

Otro nuevo factor a tener en cuenta es la rivalidad que se establece entre la familia de uno y de otro, casi desde el mismo día del parto: qué suegra cambiará primero el pañal, quién influye más en las decisiones que toma la pareja... De este modo las familias someten a la pareja a chantajes emocionales.

Las estadísticas dicen que la llegada del primer hijo constituye uno de los momentos de crisis en la pareja, llegando en algunos casos a la ruptura de la misma. Antes de que eso suceda, y si la ves peligrar, acude a terapia de parejas en Tres Cantos. Recuperar el equilibrio no es tan difícil si cuentas con ayuda.